ADEVI

Abogados de las Victimas



Abogados de las Víctimas

ADEVI es una Asociación de Abogados de Víctimas de Responsabilidad Civil que no pertenece a ninguna compañía aseguradora.

Somos un grupo de abogados independientes que se unen para velar por los intereses de las víctimas de accidentes.

La Víctima Siempre Pierde

Nace en Málaga la Asociación de Abogados de Víctimas de Responsabilidad Civil (Adevi), un colectivo que trata de reivindicar la figura de los perjudicados en accidentes de tráficon y que ha nacido gracias al empuje de veinte juristas malagueños especializados en la defensa de víctimas de accidentes de tráfico, laborales o negligencias médicas cansados de ver cómo las aseguradoras velan más por sus intereses corporativos que por los de sus asegurados.

Temboury asegura que, por ejemplo, el baremo legal que regula las indemnizaciones según la gravedad de las secuelas causadas por un siniestro de tráfico ha ido modificándose continuamente desde 1991, cuando se creó el listado, de tal forma que bajan las cuantías y salen de él patologías y consecuencias que antes sí desembocaban en el cobro de una cantidad para el perjudicado. «Es algo injusto, porque una fractura en la mano no es lo mismo para un violinista o un tenista que para cualquier otra persona», precisa Temboury, quien añade: «El baremo se ha ido actualizando en el tiempo con la idea de que las indemnizaciones fueran bajando y algunas dolencias, desapareciendo».

El baremo es cada vez más preciso en su semántica, de tal forma que determinadas lesiones cervicales no se ajustan a lo que marca el listado y el perjudicado no puede reclamar nada.

Temboury reseña que, por ejemplo, la víctima ya no recibe el lucro cesante, es decir, el pago del dinero que ha dejado de recibir durante su baja, algo muy socorrido para los autónomos; la rehabilitación para determinadas dolencias cesa cuando el accidentado recibe el alta médica: «Si un señor tiene la mano atrofiada, requerirá rehabilitación o hacer natación, pero desde que se estabiliza la secuela no se pagan ya gastos asistenciales, lo que también ocurre en siniestros graves tras los que se requiere de logopedia o tratamiento psicológico», reflexiona Temboury.

¿Quién se ha encargado de ello? Pues las aseguradoras y los lobbies o grupos de presión que las rodean, que han creado la imagen de que un accidentado es «un rentista, un cuentista que sufre el síndrome del cuponazo cervical», apunta.

Ello se hace a través de foros y conferencias, tratando de influir en los jueces. Y eso se contrarrestará desde Adevi con eventos y mensajes continuos a la sociedad: «Debemos crear la conciencia de que la víctima es la más desfavorecida en un accidente de tráfico. Cuando eso le ocurre al consumidor de la banca, el juez siempre toma partido por el pobre consumidor, que sale ganando, pero no sucede lo mismo en estos casos».

El colectivo ofrecerá una línea de asistencia jurídica gratuita

La asociación ya se ha presentado en sociedad y decenas de abogados de toda España se han unido al colectivo: entre otros lugares, habrá delegaciones en Madrid, Santander, Barcelona, Cádiz o Almería. Además, aseguró el presidente de Adevi, Manuel Temboury, la organización va a poner en marcha una línea de asistencia jurídica gratuita para las víctimas de accidentes de tráfico, laborales o negligencias médicas sin recursos.

«Nosotros también nos hemos propuesto evitar el fraude, hay gente que falsea los accidentes y eso nos perjudica a todos, hay que erradicar la práctica», afirma con contundencia el presidente de Adevi, quien, no obstante, insiste en que los grupos de presión de las aseguradoras se han empeñado en señalar a las víctimas de tráfico como «rentistas o cuentistas» que quieren vivir de la desgracia acaecida. Y eso no siempre es así.